Acantilados

El abismo de mi nombre

esconde silabas que no suenan.

Los gritos quedan mudos

en ecos de silencio

que se escapan, volando,

entre mis dedos.

O los tuyos

Ya no entiendo de sonrisas

que filtraban mis sentidos.

Ya no tengo versos canallas

que desbocan dando tumbos

de mi alma

y aterrizan dando vuelo a mis vestidos.

El motor duele,

y la llave de paso ha calado

en otro sitio.

No dejes que lata por diez

y vea arritmicos

mis latidos.

¿Cuántas veces he pensado:

Cuánto tardaremos

en volver a ser los mismos?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s